Hola!!

En este blog comenzarán a ocurrir cosas extrañas... (broma)

Sin embargo deseo que disfruten la historia que es sacada de mi universo paralelo al que vivo... "Destinada"

Sean bienvenidos y disfruten de la historia que creo para el mundo deamsiado dramátismo ¿No? xD

No te olvides que mi blog se alimenta de tus comentarios...!!
|®Saga Destianda - Angella ©Copyright|


Pdta: Cualquier nombre de esta historia es ficticio; si hay alguna casualidad con la realidad es sólo casualidad =D
Comiencen desde abajo...


9:37 a. m.

Capítulo 1 - Parte 1 -

Este Capítulo está sujeto a modificaciones



Esclavitud


Aaaw!! No es justo ¡Thomas! –Lo empujó hasta que él chocó contra la pared dónde estaban empotrados los casilleros.


Él se llevó una mano a la cabeza y se aseguró de que no hubiera sangre ahí; muy exagerado de su parte.


¡No quería entrar en esa clase! ¡La odio! –pataleó Lee, mientras yo intentaba alejarla de él antes de que le ponga un ojo morado. La envolví en un abrazo de oso –¡Ange no me interrumpas! Él sabía que odio a esa vieja Jefferson, la última vez que estuve en una clase suya tuve que vomitar como tres veces antes de llegar al baño. –me estremecí –Y dos después de llegar a él ¿Sabes lo que es eso, Thomas?


¿Lo que siente Mine cuando se siente gorda? –se burló, él.


Mine era al chica más creída de la preparatoria Hudson y la mayoría de cosas que hablan sobre ella era sobre su apariencia física. Era muy delgada pero bella como una modelo; sólo que eso fue hace poco puesto que ella hace un par de años era la regordeta. En otras palabras la catalogaban como bulímica, sin embargo era popular por su rara belleza.


¡NO! idiota –abrió los ojos dramáticamente –Fue horrible, tuve que ir a terapia por lo menos un mes. –Lee me dedicó una mirada de súplica girándose hacia mí. –Ange… tienes que hacer algo. O quieres ayudar a la Señorita Hale con mis terapias. Tú sabes la descripción de mi vómito. –la solté en un instinto de imaginarme a Lee de esa forma. Ella me había estado contando todo eso hace años pero hasta ahora tenía la imagen de ella sobre el retrete pidiendo que se detengan los mareos. Asqueroso, totalmente.


Lee, por favor –pasé saliva asqueadamente – ¿Podrías ahorrar detalles? ¿Por qué siempre tienes que ser tan específica?


Ella me ignoró y se apoyo en uno de los casilleros. Me

giré hacia Thomas que por alguna razón sonreía sin la mayor preocupación del mundo, le dediqué una expresión irritada.


Leer más...



Recuerda que mi blog se alimenta de tus comentarios... no olvides opinar qué te pareció esta primera parte...

xoxo

Angella

|®Saga Destianda - Angella ©Copyright|

0 comentarios: